La última etapa en el desarrollo en la vida de una persona que comienza con 60 años hasta el fallecimiento, se da culminado la adultez a los 59 años. Hace siglos, el tiempo estimado de vida de una persona, no era ni de cerca el que se conoce, por lo que alguien tuviera 30 años, era considerado un anciano, hoy en cambio, es considerado un adulto joven.

¿Qué es la ancianidad?

La ancianidad, o también conocida como tercera edad, es donde se encuentran la mayoría de los abuelos que podemos ver en la calle, sin embargo, no toda persona que tiene 60 años, posee la misma apariencia.
Tal vez la característica más directa que se puede venir a la mente de una persona a la que le habla de personas de la tercera edad, son las arrugas, los dientes postizos y los pasos lentos, sin embargo ¿por qué se tiene esta creencia? Existen personas pertenecientes al desarrollo anciano que no necesariamente, ven disminuida su capacidad física, si bien es cierto que existen ciertos límites, los sujetos con buena condición física a los 70 años pueden seguir trabajando y llevando una vida de completa independencia.

Las limitaciones las impone el estilo de vida que se decida llevar a lo largo del desarrollo, es mucho más probable que las personas que en su juventud y adultez practicaron algún tipo de deporte, mantuvieron dietas sanas y libre de consumo de sustancias toxicas, puedan gozar de una senectud mucho más activa, mientras que aquellas personas que mantuvieron una vida sin control ni cuidado, sufran complicaciones que no les permitan mantener la independencia.la ultima etapa del desarrollo humano

Características de la ancianidad

  • Degeneración: La piel comienza a perder su firmeza, dando paso a las primeras arrugas y líneas pronunciadas, la grasa corporal decae de forma significativa y la fuerza muscular igual, por ello, la mayoría de las personas ancianas, no poseen la misma fuerza que en sus años de adultez.
  • El cerebro: Comienza a decaer su alto funcionamiento, deteriorándose algunas áreas, especialmente las de la memoria y el reconocimiento, por ello es normal que en la ancianidad, las personas sufran de patologías asociadas a los recuerdos, de igual forma, la demencia es muy frecuente en los ancianos.
  • Factores sociales: Las personas pertenecientes a esta etapa del desarrollo humano, poseen ciertos privilegios, en los transportes públicos e incluso privados, cuentan con áreas preferenciales, en los bancos cuentan con atención rápida y las filas para cancelar algún tipo de alimento o servicio, suelen poseer mayores comodidades, de igual manera, en algunos países, el pago de una manutención por los años laborados, garantiza la estabilidad y supervivencia de los ancianos.
  • Relaciones Sociales: Llegada a esta etapa, los ancianos que desarrollaron una personalidad sociable y carismática en los anteriores periodos, mantendrán su mismo nivel de sociabilidad llegada la ancianidad, mientras que aquellos que fueron un poco más solitarios e individuales, permanecerán de la misma manera aislados en sus casas.
  • Aislamiento: En algunos casos, los ancianos necesitan de ciertos cuidados que ya no pueden ser realizados de forma personal, por lo que es muy frecuente encontrarlos abandonados en los hospitales, clínicas de salud mental y ancianatos.
  • Vitalidad: Muy por el contrario de lo socialmente aceptado, existen hoy en día mayor cantidad de ancianos que practican algún deporte o actividad física para mantener su salud, que personas pertenecientes al desarrollo juventud y adultez.

En esta etapa culminante del desarrollo humano, se puede tomar la palabra completa que dice: La juventud se lleva en el alma, pues existen muchos abuelos que, a pesar de su edad y limitaciones físicas, siguen manteniéndose en pie y realizando todos sus deberes sin ayuda de terceros, tan independientes como las personas más jóvenes, por lo que se puede entender que la vida y la vitalidad como tal, radica en la forma de ver la vida, sin dejar a un lado, los cuidados que se tengan a lo largo de esta.
En conclusión, el cuidar de los abuelos debería ser un deber de todos, sin importar la edad, pues al igual que ellos, el destino de toda la humanidad va a ser el mismo, sin importar lo que se haga, cada etapa de la vida es necesaria para darle paso a la siguiente.

4.4 (88.28%) 87 votes