Saltar al contenido
El desarrollo cognitivo

Conoce lo más importante sobre el Deterioro Cognitivo

El deterioro cognitivo también es conocido científicamente con el nombre de “deterioro cognitivo leve”. Es una discapacidad que presenta varios tipos de niveles, el más común de ellos es el amnésico.
Esta condición suele producirse según las investigaciones médicas como consecuencia del envejecimiento normal, causas ambientales e inclusive por otros factores como por ejemplo, el estrés.

La comunidad científica todavía se encuentra en búsqueda de posibles soluciones para mejorar la calidad de vida de los pacientes que la poseen, sin embargo, por ser tan reciente, se siguen desconociendo muchas de sus causas.
Por otra parte, es necesario mencionar que el deterioro cognitivo se caracteriza por limitar ciertas funciones como la concentración, la memoria, la atención y el reconocimiento.

¿Qué es el deterioro cognitivo?

Algunos olvidos pueden ser una parte normal del envejecimiento. Sin embargo, existen personas que tienen mayores problemas de memoria que otras personas de su edad.
Esta condición se llama deterioro “cognitivo leve” o “MCI” por sus siglas en inglés que significan “Mild Cognitive Impairtment”.
Cuando hacemos alusión al deterioro cognitivo es importante hacer la distinción de los dos subtipos existentes. En primer lugar se encuentra el amnésico y en segundo lugar el no amnésico:

Deterioro cognitivo amnésico

Afecta directamente a las capacidades de la memoria, el olvido es la característica principal de este tipo de condición. Este tipo de deterioro es el más común.
En este tipo las habilidades visoespaciales se conservan sin ningún tipo de inconvenientes, al igual que el lenguaje.

El deterioro cognitivo no amnésico

Tal cual lo expresa su nombre, se caracteriza por afectar en otras funciones distintas a las de la memoria como habilidades espaciales, lenguaje y atención. Éste es el deterioro menos común.
En este tipo las habilidades del lenguaje están considerablemente limitadas así como también el nivel de atención, rara vez se diagnostica este tipo de deterioro cognitivo.

Las personas con MCI a pesar del diagnóstico, pueden seguir realizando sus actividades con normalidad durante muchos años. El deterioro cognitivo no significa demencia senil, locura o psicosis.
El deterioro cognitivo puede producirse por distintas circunstancias, como por ejemplo la edad, el género, el nivel de estrés en el individuo e inclusive por factores genéticos.
Para identificar quién posee deterioro cognitivo un médico puede hacer pruebas de pensamiento, memoria y lenguaje. Por lo general, el doctor también puede sugerir que la persona vea a un especialista para más exámenes.

Hablando adultos mayores

¿Qué causa el deterioro cognitivo?

La ciencia se ha interesado en identificar las causas de dicho deterioro, sin embargo no existe aún alguna causa ideal de deterioro cognitivo leve (MCI) y del mismo modo, ningún único resultado para el trastorno.
La evidencia científica actual indica que el deterioro cognitivo a menudo, surge de un menor grado de los mismos tipos de cambios cerebrales observados en la enfermedad de Alzheimer u otras formas de demencia.
Algunas de las causas que pueden generar dicho deterioro a nivel cognitivo pueden generar los siguientes cambios:

  • Un flujo sanguíneo reducido al cerebro causado por múltiples golpes pequeños.
  • Contracción de partes del cerebro asociadas con la memoria, así como también el agrandamiento de los ventrículos.
  • Menor uso de glucosa en las regiones clave de pensamiento.

Existen factores genéticos que pueden desempeñar un papel importante en quién desarrolle esta discapacidad. Existe un gen específico llamado (APOE-e4) que puede propiciar el deterioro cognitivo.
Además, se ha demostrado que causas ambientales como malos hábitos alimenticios y ausencia de actividad física pueden acelerar químicamente el deterioro cognitivo leve (MCI).
Por otra parte, la medicina todavía se encuentra realizando experimentos para determinar por qué algunas personas con deterioro cognitivo progresan a la enfermedad de Alzheimer y otras no.

¿Quienes sufren estos síntomas?

Las personas más vulnerables a padecer los síntomas del deterioro cognitivo son todos aquellos individuos que suelan tener entre 60 y 65 años de edad.
Los síntomas de dicha condición los sufren con mayor intensidad todas aquellas personas que presentan daños más allá de la edad que tienen y de la educación que recibieron.

Los síntomas del (MCI) pueden permanecer estables durante años, progresar a la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia, o mejorar con el tiempo.

Sin embargo, se ha demostrado a través de investigaciones científicas que existen mayor cantidad de personas con deterioro cognitivo, que aquellas que desarrollan con rapidez la enfermedad de Alzheimer.
Los descubrimientos realizados por distintos médicos alrededor del mundo han señalado que existen aproximadamente los siguientes casos:

  • 8 de cada 10 personas que se ajustan a la definición de deterioro cognitivo amnésico, desarrollan la enfermedad de Alzheimer en 7 años.
  • En contraste con la anterior cifra, sólo entre 1% y 3% de las personas con más de 65 años de edad desarrollarán Alzheimer al cabo de un año.
  • Se sugiere según estudios que entre un 10% y un 15% de los adultos mayores con deterioro cognitivo leve (MCI) desarrollan demencia cada año.

Las personas con memoria amnésica tienen más problemas de memoria de lo normal para las personas de su edad, pero sus síntomas no son tan graves como los de las personas con la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo afecta el deterioro cognitivo en el adulto mayor?

El deterioro en muchas circunstancias puede afectar al adulto mayor en la alteración de sus actividades habituales y en muchos casos generarle las siguientes situaciones:

  • Dificultades de movimiento y pérdida del sentido de olfato.
  • Olvidarse de ir a citas médicas e inclusive eventos sociales.
  • Tener inconvenientes para conseguir palabras que otras personas de la misma edad pueden encontrar con mayor facilidad.
  • Extraviar cosas materiales a menudo.

Aunado a ello, otra de las particularidades de esta afección en el adulto mayor, es que la persona que padece el deterioro reproduce una gran preocupación por perder rápidamente la memoria.
Por otra parte, las personas que desarrollan el deterioro cognitivo pueden también experimentar también: depresión, ansiedad, apatía e irritabilidad y agresión.
En otras investigaciones científicas se ha confirmado que los problemas de memoria también pueden tener otras causas como lo son las siguientes:

  • Aquellas generadas por ciertos medicamentos que propician a la pérdida de retentiva.
  • Enfermedades que afectan los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.

Algunos de los problemas provocados por estas condiciones se pueden gestionar o revertir. Por ello es tan importante un buen diagnóstico que permita realizar pruebas de pensamiento, memoria y lenguaje.

Tratamiento de los síntomas leves

Cuando el deterioro cognitivo es leve, las personas que lo padecen pueden realizar sin dificultad sus actividades regulares con normalidad.
No existe un tratamiento de orden farmacológico curativo, por lo que, el seguimiento es indispensable para evitar que la condición empeore con el transcurso del tiempo.
En la actualidad, no existe un tratamiento estándar para los síntomas leves de dicho deterioro cognitivo, pero hay actividades que pueden ayudarlo a mantenerse saludable e inclusive revertir los efectos, como por ejemplo:

  • Dejar de fumar cigarrillos.
  • Aumentar la actividad física gradualmente reduciendo riesgos cardiovasculares para mejorar el estado de salud y distraerse.
  • Disminuir los niveles de colesterol y azúcar en sangre a través de una ingesta diaria de frutas, proteínas magras, verduras verdes y granos integrales.
  • Realizar constantemente actividades que permitan ejercitar social y mentalmente al individuo (intentar no memorizar una única ruta para regresar a casa, practicar juegos como sopas de letra, aprender un nuevo idioma, etc).
  • Tener un gran apoyo familiar y social por parte del entorno que le permita al individuo que posee el deterioro cognitivo, reducir sus niveles de estrés.

Deporte en ancianos

5 (100%) 1 vote