La pirámide de Maslow es el nombre que se le otorgó a la «teoría sobre la motivación humana» del psicólogo Abraham Maslow publicada en 1943, la cual propone que el bienestar y crecimiento personal de una persona solo se puede dar cuando ésta ha descubierto cuáles son sus necesidades básicas y cómo puede satisfacerlas.

Las necesidades básicas son la base para poder llevar a cabo las necesidades que le permite a un individuo mejorar como persona, tanto a nivel interpersonal como intrapersonal. Y de acuerdo a lo expuesto por Maslow, un individuo no puede satisfacer sus necesidades de crecimiento personal sin haber cubierto las necesidades básicas, es decir, aquellas que se encuentran en la parte inferior de la pirámide.

Las necesidades biológicas del ser humano no pueden ser ignoradas bajo ninguna circunstancia, motivo que llevó al psicólogo estadounidense a concluir que mientras más atención se le ponga a las necesidades fisiológicas, más posibilidades habrá de triunfar en los siguientes niveles, los cuales incluyen la forma en que una persona se siente con su entorno, tanto interno como externo, hasta la manera en que maneja sus emociones y personalidad.

Pirámide de Maslow y los tipos de necesidades

La teoría de Maslow parte de la premisa de que el ser humano tiene dos tipos de necesidades: las necesidades deficitarias y las de desarrollo del ser. La primera habla de todas aquellas carencias que tiene el ser humano, es decir, aquellas necesidades que están relacionadas con la seguridad, afiliación y reconocimiento, pero también hace alusión a las necesidades fisiológicas. En cambio, la segunda sólo hace referencia a la autorrealización, puesto que esta es la única que satisface el deseo de mejorar y crecer como persona.

La unión de las necesidades deficitarias y las de desarrollo da lugar a los cinco tipos de necesidades propuestos en la pirámide de Maslow:

imagen de La piramide de maslow al completo

Necesidad básica (o fisiológica)

En este nivel de la pirámide, Maslow incluye todas aquellas necesidades que son vitales para la supervivencia, es decir, respirar, comer, beber agua, dormir, entre otras. En ella también entra en juego los procesos biológicos fundamentales, es decir, aquellos que hacen posible la existencia del cuerpo. Con esto último, Maslow afirma que una persona debe cuidar de su cuerpo en todos los sentidos, porque de esa forma no es posible garantizar el éxito de los siguientes niveles de la pirámide.

Necesidad de seguridad

La seguridad es, para Maslow, el pilar que le permitirá a un individuo vivir correctamente, puesto que este nivel abarca todo lo relacionado con la seguridad personal, la búsqueda de un equilibrio y estabilidad física, mental y emocional. Pero también hace referencia a la seguridad física, aquella que está relacionada con la económica de una persona, el estado de la familia y, por supuesto, la salud.

Necesidad de afiliación

De acuerdo a la teoría de Maslow, la necesidad de afiliación sólo tiene sentido cuando las dos primeras necesidades (fisiológica y de seguridad) han sido cubiertas, pero ¿por qué? Porque si la persona no tiene cubierta su propio cuidado y seguridad, no es capaz de relacionarse con otras personas y tener relaciones afectivas (o de cualquier tipo) con éxito. En este nivel de la pirámide, el individuo debe ser capaz de descubrir cómo se siente a nivel individual y cómo se proyecta en un ámbito social.

En este nivel entran deseos como, por ejemplo: casarse, formar una familia, ser miembro de una comunidad o grupo, asistir a juegos, entre otros. Básicamente, se trata de ser parte de un colectivo.

Necesidad de reconocimiento

La necesidad de reconocimiento es aquella que le permite a la persona valorarse a sí misma, ya sea por medio de la autoestima, el reconocimiento de los logros adquiridos y todo aquello que le permita a una persona reconocer cada uno de sus aspectos. No obstante, en este nivel también se aplica la forma en que una persona reconoce a los demás, y como estos lo reconocen a él o ella.

En este nivel, Maslow recalca que la forma en que una persona se ve reflejada en la forma de pensar o actuar de otra forma, es sólo el modo en que estas lo tratan. Se podría decir que es un efecto espejo, puesto que en él influye la forma en que la persona se siente con respecto a sí misma y la manera en que se relacionado con su entorno social.

Necesidad de autorrealización

En este último nivel es donde se llevan a cabo las necesidades de autorrealización, es decir, aquellas metas y objetivos que le permitirán a la persona desarrollarse en todos los ámbitos posibles, ya sea a nivel personal, familiar, amoroso o profesional.

¿Cómo se hace la Pirámide de Maslow?

Realizar la pirámide de Maslow es una tarea de descubrimiento y autocrítica; en ella la persona debe analizar cuáles son sus necesidades, tanto a nivel personal como físico, y una vez que tenga en mente cuáles son cada una de ellas, comenzar a ubicarlas en el nivel jerárquico que propone Maslow en su pirámide.

El orden de la pirámide siempre será jerárquico, puesto que no todas las necesidades humanas tienen el mismo nivel de importancia. Es por esto que a la hora de poner en práctica la teoría de Maslow, la persona debe tener enumerada cada una de las necesidades que ubicará en cada nivel de la pirámide, siendo estos: autorrealización, reconocimiento, afiliación, seguridad y necesidades biológicas.

Críticas a la teoría de Maslow

La teoría de Maslow ha sido fuertemente cuestionada desde su publicación. En la actualidad algunos teóricos validan la teoría del psicólogo estadounidense, sin embargo, algunos investigadores afirman que la teoría no tiene ninguna validez científica, puesto que no hay una forma de verificar que cada uno de los niveles de la pirámide esté íntimamente relacionado con la superación personal. Otras investigaciones afirman que el concepto de autorrealización que propone Maslow es muy ambiguo, puesto que no sigue un patrón específico.

En general, las críticas más relevantes que ha sufrido la teoría de Maslow ha sido por la ambigüedad de sus conceptos, los cuales siempre son empleados en base a la interpretación de cada persona. Por otro lado, también está el hecho que, durante el estudio realizado por Maslow, gran parte de su muestreo se basó en casos específicos de personas auto realizadas, lo cual deja en duda su validez.

No obstante, no todas las críticas han sido negativas. En el año 2011, un grupo de estudiantes de la Universidad de Illinois llevó a cabo un estudio a partir de la teoría de necesidades personales de Maslow, en la que obtuvieron resultados muy reveladores, puesto que no sólo validaron la teoría, sino que también afirmaron que las necesidades básicas no tenían que ser cubiertas para que un individuo lograra el reconocimiento y autorrealización personal (las niveles más altos de la pirámide).

5 (100%) 1 vote[s]